jueves, 11 de octubre de 2012

Nada dura para siempre


A la mañana siguiente...
Sara se despierta y mira el reloj. Son las once de la mañana. Antes de llamar a Liam va a vestirse y luego coge el teléfono. Antes de que pueda marcar el número empieza a sonar.

En la habitación de al lado, un rato después...
Sara entra en la habitación de Marina y se sienta en la cama de su amiga.
-Marina, despierta.
- ¿Qué pasa?
- Acaban de llamarme.
- ¿Y?
- Pues...
- ¿Qué?
- Es lo que pensábamos.
- ¿Qué? Sara no entiendo lo que...
Marina.
Marina entiende lo que su amiga quiere decirle solo por el tono y la mirada que ha puesto Sara y se levanta de golpe.
- ¿Llamo a los chicos? – pregunta Sara mientras Marina empieza a buscar algo que ponerse.
- Sí. Diles que vengan a comer. Ahora voy.
- Vale.
Sara sale de la habitación y va hacia el comedor. Marca el número de Liam y este lo coge enseguida.
- Hola preciosa. ¿Has dormido bien? – le pregunta a Sara.
- Sí. Necesito que vengáis todos cinco a casa. Cuanto antes mejor.
- Vale. ¿Pasa algo?
- Bueno, tenemos que deciros una cosa.
- Vale, enseguida estamos aquí.
- Hasta ahora. Te quiero.
- Y yo a ti – responde Liam antes de colgar.
Diez minutos después suena el timbre. Sara abre la puerta.
- Hola Sara – la saluda Niall.
- Pasad.
Todos empiezan a entrar y cuando Liam pasa por su lado le da un beso. Sara sonríe tristemente cuando se separan.
- ¿Que pasa? – pregunta Liam preocupado.
- Sentaos – dice Marina que se levanta del sofá y se pone al lado de Sara.
Los chicos están todos sentados y Sara y Marina delante de ellos de pie.
- Esto es difícil. Nosotras no queríamos que fuera tan repentino y... Que difícil...esto...nosotras..
Marina interrumpe a su amiga. No vale la pena esconderlo más.
- Volvemos a España

______________________________

Wolaaaaaaa chicas!!
Bueno esto es para deciros que aquí teneis el último capitulo de la primera novela! Nos tomaremos cinco días de descanso, pero de aquí dos o tres subiremos una entrada con la web de la pagina para la segunda novela!!

PD: Dejarnos comentarios de que os ha parecido la novela, y cual a sido vuestro momento preferido de toda esta primera.

PD2: Si no dejais comentarios no colgaremos nunca!! (risa malvada) 

miércoles, 10 de octubre de 2012

El concierto


Deciden ir en un solo coche para ir más deprisa. Harry ha recibido un mensaje de Zayn que dice que ellos ya están en los camerinos y los están esperando.
Media hora después, están todos en una sala con sofás. El concierto empieza en una hora y los chicos ya están listos así que se quedan hablando.
El concierto empieza y las chicas gritan como locas. Los chicos cantan y cuando ya han terminado todas las canciones Harry coge el micro para hablar.
- Hola. Muchas gracias por venir. Como siempre nos lo hemos pasado genial. Y queremos agradecer a unas chicas todo lo que han hecho por nosotros. A mi me gustaría que subiera al escenario una chica muy especial... - los otros miembros de la banda se aclaran la garganta – Bueno, creo que todos queremos que suba una persona especial para nosotros.
Los chicos se acercan al borde del escenario y cada uno le tiende la mano a su novia. Estas la cogen y suben al escenario. Marina no suelta la mano de Harry y se queda a su lado sonriente. Al igual que todas las chicas. Al finalizar el concierto vuelven a los camerinos.
- ¿Te he gustado la sorpresa? – le pregunta Liam a Sara.
- Pues claro que sí. Aunque tú me gustas más.
- Pues tu a mí, aún más.
- Sara se deja caer en un sofá y Liam a su lado.
- Estoy muerta - dice la chica apoyando la cabeza en el hombro de su novio.
- No me extraña. Con lo que has estado chillando y saltando – dice Liam – Quedate aquí y descansa. Yo voy a cambiarme y después te llevo a casa.
- Vale.
Todos los chicos van a cambiarse y Sara y Marina se quedan en la sala de los sofás. Al poco rato están las dos dormidas. Harry y Liam van a buscarlas.
- Mira. Se han dormido – dice Liam en un susurro.
- Que mona es Marina dormida – susurra Harry sonriendo.
- Venga, vamos despertarlas y las llevamos a casa.
Harry se acerca a Marina y le aparta el pelo de la cara.
- Marina, despierta te llevamos a casa – le dice suavemente. - Marina se remueve un poco. - Marina, despierta – repite.
- ¿Harry?
- Sí, vamos, te has quedado dormida.
Marina abre los ojos.
- Vamos, te llevaremos a casa.

En el otro lado de la habitación...
- Sara – Liam la sacude un poco.
- ¿Que pasa? – pregunta medio dormida.
- Te has quedado dormida.
- ¿Me llevas a casa?
- Sí, vamos.
Las dos parejas salen de la sala y se dirigen al coche de Liam que las lleva hasta el apartamento de Marina y Sara.
- Hasta mañana – se despide Harry.
- Que duermas bien. Te quiero – le dice Marina.
- Yo también te quiero.
Harry le da un beso a Marina y luego esta entra en el apartamento. Se va directo a la cama, esta noche no tiene energía para nada.

Mientras...
- ¿Te llamo mañana? – le pregunta Liam a Sara.
- Mejor te llamo yo a ti. No tengo ni idea de a que hora me voy a despertar.
- Vale. Mañana hablamos – dice Liam para luego darle un beso a Sara.
- Adiós.
La chica entra en su apartamento y cierra la puerta. Al no ver a Marina piensa que ya debe haberse ido a ala cama, así que ella hace lo mismo.

____________________________

WOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
Un par de cosass!! COMENTARIOSS!! queremos muchos comentarios. Tantos como Louis quiere Zanahoriass.
PD: Laura esto es una indirecta para ti que hace SIGLOS que no comentas!!!

Y segundo:
TODASSS las que tengais novelass COLGAD YAA

UN BESOOOO!!!! <3

martes, 9 de octubre de 2012

Que romántico


Bueno chicas. con la idea que tuvo Nátali Chacón aquí os dejamos la canción. Es una que ha nosotras nos encanta. Esperamos que os gustee :D

_______________________

Después acerca su cara a la de Marina y le da un tierno beso en los labios mojados de lluvia.
- Como en las películas – dice Marina al separarse.
- Sí – dice Harry y luego le vuelve a dar otro beso.
Finalmente entran en el coche totalmente mojados.

En el restaurante...
Liam y Sara se quedaron toda la tarde en el restaurante hablando. Al final decidieron que ya era hora de irse y estaban a punto de salir a la calle.
- Vaya, se ha puesto a llover – dijo Sara.
- No te preocupes, el coche está aquí delante. Corremos un poco y no nos mojaremos.
- Vale.
Los dos salen del restaurante y corren hacia el coche. Liam abre la puerta de Sara y esta entra. Liam cierra la puerta y corre hacia su lado de coche.
- Ya está – dice Liam cerrando la puerta - ¿Te llevo a casa y te pones ropa seca para el concierto?
- Vale. Llamo a Marina para que lo sepa.
- Vale.
Sara coge el teléfono y marca el número de su amiga.
- Hola
- Hola, Sara.
- Marina, Liam me esta llevando a casa para cambiarme e ir al concierto. ¿Dónde estas tu?
- Yo en casa, con Harry. Me estoy arreglando para en concierto. Te espero aquí.
- Sí. Hasta ahora.
Sara guarda su teléfono y se dirige a Liam.
- Marina está en casa con Harry, dice que nos esperan y luego vamos juntos al concierto.
- Vale. Ya estamos llegando.
Al poco rato ya están en casa de las chicas. Harry y Liam están sentados en el sofá esperando a que Sara y Marina bajen de cambiarse.

En las habitaciones de las chicas...
- Sara ¿te has puesto la camiseta?
- Sí. ¿Como no me la voy a poner en una ocasión así.
- Vale. ¿ya estas lista? – pregunta Marina.
- Casi, un segundo.

En el piso a abajo...
- Tardan mucho ¿no? – dice Harry.
- Ya conoces a las mujeres – dice Liam.
- ¿Os falta mucho? - grita Harry para que lo oigan Marina y Sara.
- No. Ya bajamos.
Empiezan a oírse pasos y al poco rato aparecen las dos chicas. (Conjunto de Sara y Marina).
Los chicos se quedan con la boca abierta.
- ¿Qué? ¿Somos fans? Y las teníamos antes de conoceros.
- Hay que reconocer que estoy genial es esa foto – dice Harry haciéndose el creído.
- Claro que si. Tu estas genial en todas las fotos.
- ¿Vamos? – pregunta Liam.
- Vamos – dice Sara cogiéndole de la mano.

lunes, 8 de octubre de 2012

Momentos Inolvidables

- Hola preciosa – la saluda.
- Hola – dice Marina dándole un beso.
- ¿Vamos?
- Vamos. Pero ¿donde?
- No se. Dónde tu quieras.
- Pues no sé. A mi me da igual siempre y cuando esté contigo – responde Marina.

Mientras...
Sara va hacia el coche al ver que no sale Liam. Lo encuentra sentado en el asiento del conductor mirándose en el retrovisor.
Sara golpea un poco el cristal y Liam la ve y baja la ventana.
- ¿Porqué no bajas?
- Estaba recogiendo unas cosas de aquí. Sube que nos vamos – le dice a Sara.
- Vale.
Sube al coche y arranca.
- ¿Qué vamos a hacer? – dice Sara.
- Ya lo verás. Te he preparado una sorpresa.
- Dime qué es, por favor – dice poniendo cara de cachorrito.
- No. Ya llegamos.
Liam aparca y da la vuelta al coche para abrirle la puerta a Sara. Entran juntos en un restaurante y la camarera los acompaña hasta una mesa que esta un poco apartada del resto. Se sientan uno delante del otro y miran la carta.
Cuando ya han pedido Liam empieza a buscar algo un su bolsillo. Sara lo mira. Nunca había estado tan intrigada.
- ¿Que buscas? – le pregunta al fin.
- Una cosa. Aquí esta.
- ¿Que es?
- Es una cosa que te quiero regalar. He estado pensando en qué podía ser y al final me he decidido por esto.
Liam abre la mano y dentro lleva un colgante en forma de corazón.
- Liam... es... es precioso.
- Así siempre te acordarás de mi.
- Gracias.
Liam se levanta de la silla y le pone el colgante a Sara que no deja de sonreír. Después les traen la comida y comen.

Mientras, en la ciudad...
Marina y Harry pasean de la mano. Al final han ido a comprar unos bocadillos y a pasear. Ahora ya son las seis se la tarde y se sientan en un banco porqué están agotados.
- ¿Esta empezando a hacer frío o me lo parece a mi? – pregunta Marina.
- ¿Tienes frío?
- Un poco – reconoce.
Harry se quita la chaqueta y se la tiende a Marina.
- Toma.
- No, ahora vas a tener frío tu – dice la chica.
- Yo no tengo frío – insiste. Luego se la pone a Marina por encima de los hombros.
- Gracias – dice Marina.
Ahora se siente mejor. La chaqueta esta caliente del calor corporal de Harry y es acogedora.
En ese momento se oye un trueno y empieza a llover.
Harry y Marina se levantan y empiezan a correr hacia el coche de Harry. Al llegar están totalmente empapados y antes de entrar, Harry coge a Marina impidiendo que entre en el coche.
- ¿Harry que haces? Esta lloviendo muchísimo – se queja Marina mientras intenta soltarse.
- Siempre he soñado con hacer esto – dice Harry.
_____________________________________________

 Holaaaaaa ,
queremos deciros que esta el la entrada numero 60 y os damos las gracias a todas por leer esa novela. Hace poco llegamos a las 10.000 visitas y solo nos falta una persona para tener 30 seguidores. Eramos muy contentas y todo gracias a todas y cada una de vosotras. Así que MUCHAS GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

sábado, 6 de octubre de 2012

Recuerdos y desayuno


A las ocho...
Sara y Liam son los primeros en llegar al punto de encuentro y ven que vienen de lejos Louis y Julia mojados.
- ¿Que ha pasado? – pregunta Sara cuando llegan.
- Pues me he caído a la fuente y de hecho que Louis también cayera.
Al poco rato han llegado Zayn y Lily, Harry y Marina y Laura y Niall y deciden irse a una cafetería a comer algo.
Deciden entrar en la cafetería de debajo del apartamento de Sara y Marina, dónde se conocieron.
Todos van a sentarse menos Harry y Marina que van a pedir. Ya tienen lo que necesitan y van hacia la mesa.
- Cuidado no te resbales – le susurra Harry a Marina.
Marina sonríe recordando el día que se conocieron.
Al poco rato de estar comiendo, suena el móvil de Marina. Són los tíos. Como la ptra vez que llamaroon, vuelven a estar en la misma cafetería.
- ¿Diga?
- Hola cielo
- Hola tía Mary
- Oye, hace mucho que no vienes a visitarnos. ¿Queréis venir Sara y tu mañana a desayunar? He hecho tarta.
- Vale. ¿A que hora te va bien?
- ¿Que te parece a les diez?
- Genial. Nos vemos mañana.
- Claro cielo. Hasta mañana.
Marina cuelga y guarda el teléfono en su bolsillo.
- Sara, mañana vamos a desayunar a casa de mis tíos.
- Vale.
Cuando terminan todos de comer se va cada uno a su casa porqué ya se les ha hecho tarde.
- ¿Cuando podremos volver a vernos? – le pregunta Harry a Marina.
- Por la tarde podemos ir a pasear, si quieres.
- Vale, pero llamame por la mañana, no quiero echarte de menos.
- Solo voy a desayunar. Si quieres podemos comer juntos.
- Vale. Pero aún así te echare de menos.
- Y yo a ti – responde Marina dándole un beso

A unos metros de ellos...
- ¿Mañana nos vemos? – pregunta Sara.
- Claro, no puedo estar ni un día sin ti – dice Liam.
- No yo sin ti – responde la chica.
- Mira, cuando salgas de casa los tíos de Marina, me llamas y paso a recogerte y nos vamos a comer juntos ¿vale?
- Vale – dice Sara mientras se acerca para darle un beso.
Marina y Sara entran en casa y se ponen el pijama.
- ¿A qué hora vamos mañana a casa de tus tíos? – le pregunta Sara a Marina.
- A las diez.
- Vale – dice Sara – Y ahora me cuentas lo que ha pasado con Harry.
- Vale, siéntate, es una historia larga.
Marina se lo cuenta todo y después se van a la cama.

A la mañana siguiente en la habitación de Marina...
- ¡¡¡MARINA!!! ¡¡¡DESPIERTA!!!!
- Ehh – dice esta medio dormida.
- ¡Són las diez menos cuarto!
- Ai, madre. Mi tía me mata si llegamos tarde. Corre, vístete de prisa.
- Es lo que hago – responde Sara.
A las diez menos cinco salen las dos de la casa corriendo como unas locas. Consiguen un taxi y a las diez y media llegan a casa de los tíos de Marina, que ya están impacientes.
- Lo sentimos mucho, nos hemos quedado dormidas – se disculpa Marina.
- No pasa nada, pero que no vulva a ocurrir – le advierte la tía de Marina a las chicas.
- Hola – las saluda Alex que acaba de entrar en la sala aún con el pijama.
- Aunque si tengo que castigar a alguien por levantarse tarde es a este – dice Mary señalando a Alex.
Las chicas se ponen a reír. Después se sientan todos en la mesa del comedor y empiezan a comer la deliciosa tarta de la tía.
- ¿Y cómo os va? ¿Habéis hecho algún amigo? – les pregunta el tío James.
Sara y Marina se miran y sonríen.
- Sí. Tenemos unos amigos – responde Marina.
- ¿A que te has echado novio? – le dice Alex a Marina.
- Sí, pero no soy la única – dice.
- Es verdad, yo también – dice Sara.
- Nos los vais a tener que presentar – propone Mary.
- Claro, pero me parece que ya los conoces. Son del grupo de One Direction.
- ¡No! - cilla Alex – La chica no solo se echa novio, sino que además es famoso. Por dios.
- Oye no te quejes, que si aún no tienes novia es porque no la has buscado – contraataca Marina.
- Pues para tu información si que tengo novia – dice Alex.
- ¡¡¡¿Qué?!!! – chillan los padres de Alex.
- Eh, sí, os lo iba a decir. Es que tengo novia desde ayer y no he tenido tiempo – intenta defenderse Alex.
- Bueno, vale. Pero también tienes que presentárnosla.
- Que suerte no estoy castigado - dice Alex muy bajo, pero no lo suficiente para que su madre no lo oiga.
- Es verdad Alex. Castigado. Dos semanas. Por mentir.
- ¡¿Dos semanas?! Mama exageras.
- Tres semanas - dice ella.
- Pero...
- Cuatro - dice ella.
- Mama - protesta Alex.
- ¿Quieres que llegue a cinco?
- No mama - dice Alex.
Siguen comiendo y hablando hasta que se les hacen las doce y las chicas deciden que ha llegado la hora de marcharse.
Cuando y a están fuera, Sara llama a Liam para que la venga a recoger y Marina hace lo mismo con Harry.
- Hola Liam. Ya hemos salido de casa de los tíos de Marina.
- Vale, ahora paso a recogerte.
- ¿Sabes dónde es?
- Sí, la otra vez que fuiste te acompañé, ¿recuerdas?
- Ah, claro. Hasta ahora.
- Hasta ahora. Te quiero.
- Y yo a ti.
Cuelga el teléfono y se sienta con Marina en el banco que hay a esperar que llegue.

Mientras...
- Harry, ¿vienes a recogerme?
- Claro. Enseguida estoy aquí. ¿Vamos a comer juntos?
- Vale.
- Te quiero. Adiós
- Adiós. Yo también te quiero.
Las chicas esperan sentadas y diez minutos después aparecen dos coches y se paran delante de Sara y Marina.
Harry baja y se dirige a Marina.

viernes, 5 de octubre de 2012

Un momento incómodo y muchos de agradables

 - Hola, Harry – responde esta.
- Eh, Marina, vamos a comprar agua. Tengo mucha sed – dice
- Vale – responde esta. Le coge la mano a Harry y se van juntos.
Todos los demás se quedan en el parque pero se separan por parejas y quedan todos de vuelta a la fuente del parque a las ocho.
En un banco del parque...
- Mañana damos un concierto. ¿Quieres venir? – le pregunta Liam a Sara.
- Sí. siempre que querido ir a un concierto de los vuestros.
- Todo el mundo quiere venir a nuestros conciertos – dice de broma.
Ambos ríen y disfrutan de un fantástico tiempo juntos.

Paseando por la ciudad...
- ¿Vamos a comer algo?
- Niall, acabamos de comer pizza y tu te has comido casi una entera.
- Ya, pero tengo hambre.
- Uff, menudo glotón – ríe Laura
Entran juntos en una cafetería y comen un poco.

En frente del cine...
- Oye, ¿que te parece si vamos a ver una película al cine? – propone Zayn.
- Vale – responde Lily.
Entran juntos y compran las entradas. Van hacia el puesto de palomitas y les atienden enseguida.
- ¿Que les pongo? – pregunta la vendedora.
- Una grande de palomitas y una coca-cola – responden los dos a la vez.
Se miran y ríen. Están hechos el uno para el otro. Al final compran dos grandes de palomitas y dos coca-colas y entran a ver la película.

En el centro de la ciudad...
- Ven. Quiero enseñarte algo – le dice Harry a Marina.
La coge de la mano y empieza a correr.
- Harry, ¿a que viene tanta prisa? – dice Marina.
- Quiero enseñarte algo.
Harry deja de correr y le tapa los ojos a Marina. Hace que se de la vuelta y luego le destapa los ojos.
- Mira – dice señalando el pared exterior de un gran edificio moderno.
En ella se puede ver una enorme foto de cada miembro del grupo de One Direction.
- Mañana daremos un concierto aquí – le dice Harry a Marina - ¿Verdad que estoy guapísimo en esa foto?
- A ver: ¿me has traído hasta aquí para enseñarme como salias en esa foto?
- Sí – dice orgulloso.
- No cambiarás nunca – dice riendo – Y sí, sales genial en esa foto.
Marina empieza a sacudirle los rizos. Y Harry termina dándole un beso.
Los dos son muy felices ahora. Has pasado por muchas dificultades, pero ha valido la pena.

Unos metros detrás de ellos...
Marina empieza a sacudirle los rizos como ha hecho Sandra esta mañana y esta no puede evitar que le resbale una lágrima por la mejilla. Creía que lo había conseguido, que por fin se había ganado el amor de Harry, pero no. Ya le parecía que era demasiado bueno para ser verdad.
Pero ella no se va a rendir. Va a luchar por lo que quiere y nadie le va a impedir llegar a su objetivo.

Al lado de la fuente del parque...
- Louis, cogeme la mano. No me quiero caer – le dice Julia a su novio mientras camina por el borde de cemento de la fuente.
Louis obedece y la ayuda a mantener el equilibrio hasta que le viene a la cabeza una de sus idea.
- Louis, ni se te ocurra – le dice Julia antes que que pueda hacer nada, como si le leyera la mente.
- ¿Cómo sabias que iba a hacer algo? – le pregunta el chico.
- Te conozco demasiado bien
En ese momento viene una ráfaga de viento y hace que Julia pierda el equilibrio y caiga dentro de la fuente, como Louis había pensado hacer.
- Yo no he hecho nada – dice este rápidamente.
- Anda, callate y ayudame a salir – dice Julia toda empapada.
Louis le tiende la mano y Julia la coge. Lo que Louis no espera ahora es que Julia tire de él para que termine en el agua también. Ahora están los dos empapados de pies a cabeza.